Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles
La web de crowdfunding inmobiliario
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles

TRANSFORMACIÓN INMOBILIARIA: INVERSIONES DIGITALES

General lunes 27 de marzo de 2017

España, paraíso del crowdfunding inmobiliario

 

TRANSFORMACIÓN INMOBILIARIA: INVERSIONES DIGITALES

 

Esta frase podría ser un titular de prensa en un futuro no muy lejano. Tenemos muchas cosas para serlo y nos faltan unas pocas para que asi sea.

Tenemos lo esencial, lo mucho que nos atrae el inmobiliario y la convicción cultural de que el ladrillo sigue siendo una inversión segura. Hay datos que lo corroboran.  En la última encuesta financiera de las familias, noviembre 2016 –elaborada por el Banco de España–, una familia media tiene un patrimonio de 119.400 euros, que se concentra fundamentalmente en el valor de su vivienda habitual. Además en España hay un 82% de familias con vivienda en propiedad y un 40% de estos tiene otra propiedad inmobiliaria (segunda residencia, un local, un solar..). Por tanto, no cabe duda: el inmobiliario sigue siendo el activo rey en dónde los españoles depositan sus ahorros.

Y lo tradicional ha sido la inversión directa. Yo me lo guiso, yo me lo como. Una receta que a muchos se la ha atragantado. Con la patata de la hipoteca. Otros gracias a la liquidez, se han salvado. No obstante, ambos sí tienen que cocinar con otra serie de ingredientes non gratos como son el montón de gastos propios de los inmuebles, a saber: IBIs, mantenimientos, comunidades y derramas, gastos fijos suministros, luz, agua, basuras, y un largo ect., se disfruten o no. Y cuando llega el momento de vender, bien para cancelar la hipoteca, bien para recuperar la liquidez, otra batalla.

Hoy en día la tecnología nos facilita librarnos de estas preocupaciones, sin perder la esencia del motivo de la inversión. Un alivio. La tecnología es aquella herramienta que nos permite realizar el acto de poder invertir en un inmueble en cualquier parte del mundo en 3 clicks, reservar un apartamento por unos días o incluso, vender el inmueble por Internet ahorrándose la comisión de la agencia inmobiliaria, a un paso más allá de los clásicos portales. Todo, cosas impensables hace apenas 10 años.

Ahora bien, la tecnología digitaliza, pero no transforma. La transformación viene del lado humano, no del digital. Lo digital pone los medios y los humanos decidimos en última instancia su disfrute o no. ¿ Y qué hace a los humanos transformarse?. La confianza y un cambio de mentalidad o pensamiento.

Una plataforma, pongamos cómo no, de crowdfunding inmobiliario, a través de Internet promueve que una comunidad de personas se organicen alrededor de la misma para obtener lo que necesitan las unas (promotores) de las otras (inversores) con un intercambio de dinero por la que ambas obtienen un beneficio. Esto es economía colaborativa. Un nuevo modelo económico en dónde, efectivamente hay un negocio. Los puristas de la economía colaborativa rechazarían esta definición, por el hecho de existir dinero de por medio. Claro que puede no haberlo, pero no es excluyente. Tal como existe el crowdfunding de donación, en dónde la satisfacción es puramente emocional.

Por ello la plataforma tecnológica es sólo la herrramienta, en la que dentro de la misma se cruzan las dos posiciones de los usuarios para producir valor. Unos ofertan y los otros consumen, al fin y al cabo como en cualquier otro mercado. Sin embargo, no existiría si no se diese la confianza- entre humanos- suficiente para que la transacción se efectúe y ésta en el medio online se llama reputación. Por tanto, si a esto le unimos un cambio en el pensamiento del consumidor, en nuestro caso el ciudadano-inversor, en tanto en cuanto adquiera el hábito de la inversión online cuando abrace la confianza comentada, se produciría la transformación digital definitiva en al ámbito de las inversiones inmobiliarias online.

Así las cosas, como ya ocurre en otros ámbitos de la economía colaborativa y digital se puede llegar a pasar de comprar casas a consumir activos inmobiliarios para beneficio de ambas partes, al mismo tiempo que aumentamos de valor el patrimonio individual y el inmobiliario.

En conclusión, si unimos estos tres ingredientes: la atracción por el producto, la confianza reputacional y un cambio de pensamiento tenemos la receta original para cocinar la transformación digital de las inversiones inmobiliarias y porqué no, el plato perfecto para llegar a ser el paraíso "culinario" del crowdfunding inmobiliario.

 

 

 


crowdfunding inmobiliario inversiones online plataformas crowdfunding inmobiliario proptech transformación digital


Compartir en:
Publicado por
Miguel García
CEO de InmoCrowd
Especialista en crowdfunding inmobiliario

0 Comentarios

Déjanos el tuyo:

Código de verificación

¿Te ha gustado esta noticia? ¿Te gusta invertir?

¡Regístrate ahora en Inmocrowd y te avisaremos cuando estrenemos nuestro buscador!
Código de verificación