Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles
La web de crowdfunding inmobiliario
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles

Porqué el crowdfunding inmobiliario es posible

General domingo 9 de noviembre de 2014


 El crowdfunding hace que la gente se sienta parte del proyecto y se involucre emocionalmente” M. Maclaine



¿Financiamos esto?

-Una realidad y una herramienta se han conjurado para crear una disrupción en uno de los poderes financieros establecidos, los bancos. ¡ Echad a temblar!.


-La sociedad o el pueblo e Internet. Y la forma de molestar y empezarles a crear problemas se llama crowdfunding, un anglicismo que se traduce por financiación en masa. De momento a los banqueros no les ha hecho remover el culo de sus sillones, por dos razones: la primera porque a día de hoy les sigue importando un bledo dar financiación, bastante ocupados están con sus cosas, y la segunda porque el volumen de financiación movida para estos proyectos o iniciativas con este sistema no les supone competencia, todavía.



“El crowdfunding no supone una competencia amenazadora para los bancos… todavía” Tuitear esto

-Una de las preguntas más potentes que se puede hacer uno para reflexionar sobre la vida es: ¿Cómo te gustaría que te recordasen al morir?, ahí caben muchas respuestas personales pero sin duda para todos en general, una de ellas sería …. que ayudé a los demás. Pués esta es la filosofía del crowdfunding. Luego que el proyecto te guste por creencias, simpatías o afinidad, aportes para financiar y sentirte parte de él, por supuesto que también es inspirador.

-Hasta el momento, las propuestas o proyectos financiados así han sido de tipo cultural cómo poner dinero para que alguien edite un libro, un disco de música o realizar una obra de teatro  y algunas de corte filántropo cómo expediciones a la selva amazónica para intentar salvar a unos lugareños, por poner unos ejemplos.

-Y el vehículo para poner en contacto a los micromecenas con los promotores, es decir, a la sociedad, es Internet como decía antes. Y más en concreto plataformas o webs cuyo modelo de negocio consiste en publicar un proyecto que ellos consideren financiable en masa ( otras aceptan de todo, por el negocio) y con dos parámetros fundamentalmente: uno, la cantidad de pasta requerida por el promotor y dos, un tiempo para conseguirlo, y si no se consigue en ese tiempo se elimina y por tanto no podrá llevar a cabo el proyecto. No suelen fijar unas cantidades mínimas y mucho menos máximas y a cambio del dinero con el que hayas colaborado, además de hacerte sentir parte moral, suelen acompañar unos “regalos”, acordados entre ambos, que varía en función de la cantidad.

-La plataforma de crowdfunding cobra una cuota o un fijo por publicar y otra cantidad “a éxito”( comisión) si el proyecto triunfa y se consigue todo lo que pedía.

“El modelo de negocio de las webs de crowdfunding es cobrar por publicar y una comisión a éxito” Tuitear esto

-Ahora bien, ¿es esto posible en el mundo inmobiliario?, es decir ¿ un crowdfunding inmobiliario?.

-Sí y lo explico:

-En un post anterior hablaba de la vivienda colaborativa, en ella el objetivo de los cooperativistas es poder vivir en una casa en régimen de alquiler vitalicio por muy poco dinero, sin más pretensiones, como se puede leer. Introduzco esto por el paralelismo y cómo génesis de la posibilidad de llevar a la realidad el desarrollo de una promoción inmobiliaria por financiación en masa.

-Pero las pretensiones de alguien que quiera desarrollar una promoción inmobiliaria entre otras, es ganar dinero, pero, y ¿si en vez de ser un único promotor sea una empresa, unos fondos de inversión o un particular somos varios los que ponemos dinero para luego recoger?, es complicado, no obstante se puede articular de la siguiente forma, para que tenga visos de éxito:

-Pongámonos en situación, estudio de un caso de crowdfunding inmobiliario:

-Se trata de poner en valor un edificio en un barrio de una ciudad;  los participantes o copromotores son gente del barrio, y mejor con negocios en él, restaurantes, tiendas de ropa, fruterías, ect… nos proponemos construir o rehabilitarlo. -Los actores en el asunto son tres: Propietario del edificio, empresa con plataforma-web de gestión y contacto y esas gentes del barrio.

-El proceso sería el siguiente. Una vez fijado el coste de la operación, y el estudio de viabilidad inmobiliaria que nos informa de que el negocio es rentable o que puede serlo, se reparte la cantidad o porcentaje de financiación que asume cada uno, y una vez que el propietario asuma la suya, la diferencia es la que se publica en la web, a ella acuden los inversores del barrio, este proceso es el mismo que cualquier proyecto de crowdfunding descrito antes, un número indeterminado de interesados en el negocio  y una cantidad a aportar.

-Hasta aquí igual, ahora bien, la gran diferencia estriba en que esos inversores pasan a ser propietarios de una participación de la propiedad del edificio, vía participación en la sociedad que se cree para tal fin, o vía porcentaje de propiedad derivada de la distribución horizontal o de la que se hubiese hecho del edificio, y pasarán a recibir una parte en relación a su cuota de participación de las rentas que por alquileres se produzcan, y así rentabilizar su inversión, pero no queda aquí la cosa y es que además al tener sus propios negocios en el edificio, impulsará la interrelación comercial y les interesará generar movimiento en él.

-Si algún otro residente del barrio o la cuidad,  porque le parezca atractiva la inversión decide participar como otro mimiinversor, y no tiene su negocio en él, por supuesto también recibe la parte que le corresponda de rentas y además en relación a la cantidad aportada le serán dados ciertos privilegios acordados previamente, cómo puedan ser un 10% de descuento en la tienda de ropa todo el año, dos cenas anuales gratis en el restaurante y tres cestas de fruta fresca de la frutería al año, por ejemplo.

- A esto hay que añadirle la revalorización inmobiliaria del edificio con los años.

-Se trata de un modelo pensado para edificios terciarios o comerciales y explotados en régimen de alquiler, cómo se extrae de la lectura anterior, pero válido perfectamente para el crowdfunding inmobiliario.

-Dependiendo de las características de la empresa que está tras la web, y suponiendo que sean unos profesionales inmobiliarios, expertos agentes y administradores de fincas que sería lo propio, los propietarios pueden delegar además de la gestión de la financiación con la plataforma-web, la gestión comercializadora así cómo la administrativa.

-Esto llevado a residencial, si se desarrolla para poner en rentabilidad el edificio mediante alquileres tampoco le veo problema, distinto sería para vender por unidades de pisos, habría que estudiar la articulación del modelo a fondo para lograr el éxito.

-Aquí dejo unos enlaces para ver algunas de las plataformas de crowdfunding:

-Kickstarter o indiegogo.

Nota: Este post está inspirado en Fundrise. Ellos lo están consiguiendo, ¿porque no aquí?

fundrise

-El proceso llevaría a la democratización de la inversión en inmuebles, unas inversiones vetadas a la mayoría de la población, no es mala idea.

-Aquí lo explican:

[youtube

-¿ y tú te lanzarías a participar de una propiedad inmobiliaria por 500 euros?.

-Fuente: Elaboración propia en http://gateoahorro.wordpress.com

crowdfunding fundrise Realcrowd


Compartir en:
Publicado por
Miguel García
CEO de InmoCrowd
Especialista en crowdfunding inmobiliario

0 Comentarios

Déjanos el tuyo:

Código de verificación

¿Te ha gustado esta noticia? ¿Te gusta invertir?

¡Regístrate ahora en Inmocrowd y te avisaremos cuando estrenemos nuestro buscador!
Código de verificación