Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles
La web de crowdfunding inmobiliario
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles

Papá, de mayor quiero construir casas.

General viernes 20 de septiembre de 2013


"Nunca dejas que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo, ¿vale?. Si tienes un sueño tienes que protegerlo" W. Smith, En busca de la felicidad.



De mayor quiero ser constructor De mayor quiero ser constructor

-Una tarde de verano, un padre y su hijo paseaban por el centro de la ciudad, en un momento dado se sentaron a descansar en un banco, justo enfrente de ellos se alzaba un edificio majestuoso de estilo clásico pero moderno, el niño se quedó absorto mirando para él y al cabo de un buen rato, le dijo a su padre: "Papá, de mayor quiero construir casas", el padre que ya en alguna ocasión le había oído eso mismo, aprovechó el descanso y le contestó a su hijo:

-Hijo mío: Me encanta que tengas las ideas tan claras siendo aún muy joven, te voy a contar algo para que pienses en lo que acabas de decir, te veo muy maduro para tu edad, así que, seguro lo vas a entender y puedas tomar tus propias decisiones.

-Escucha atentamente:



-En este país en el que vivimos es muy duro ser empresario, son muchas las responsabilidades que uno posee cuándo se es, tienes, sea grande o pequeña, a familias enteras a tu cargo que viven del sueldo que se ganan en ella, y si un día tienes que cerrar se quedarán en la calle, y aunque el paraguas social los protega, eso no dura más que dos años en el mejor de los casos. Si eso ocurriese sería muy triste, y para que cobren del Estado, es porqué antes de cerrar la empresa, ha tenido que pagar muchos y muy altos impuestos, este país es de los que más se paga en este concepto, para que te hagas una idea de 100 euros que ganes, que serían sólo de los beneficios y que cuesta mucho hacerlo, 35 serían para el Estado y a esto se le llama impuesto de sociedades, pero es que antes durante todos los meses que cobren el sueldo en un papelito que se llama nómina, también tienes que pagar una parte que ronda el 30% en concepto de Seguridad Social, con otro impuesto que se llama de renta de las personas físicas, además para que funcione la empresa todos los días tienes una serie de gastos que se llama generales cómo el telefóno, el alquiler, la wifi para internet, ect.. por si te parece poco también tienes que tener unos seguros por si acaso pasa algo, uno que se llama de hogar por si tienes un incendio, o una inundación, otro que se llama de responsabilidad civil, por si, sin querer con tu actividad le haces pupa a  otras personas o cosas, y esto en construcción puede ocurrir más a menudo.También es bueno que tengas otro que se llama de caución, si, le falta el pre delante, y este es por si acaso no te pagan, que desgraciadamente está al orden del día y por precaución lo tienes. Bueno y luego están los bancos, no cómo en el que estamos sentados, si no los otros, los que tienen el dinero( o tenían) que te cobran hasta por respirar el aire de sus oficinas cuándo entras, pero esto te lo contaré con más detalle otro día... lo que si quiero que te quede claro es lo siguiente: no pidas nunca un crédito, haz cómo los abuelos que no se compraban nada si no podían pagarlo, pero si tienes algún día que pedirles prestado asegúrate que lo que les pides se lo puedes devolver.

-Además el ser empresario está muy mal visto, la gente se cree que eres un explotador, tienen envidia si te van bien las cosas, se creen que tienes suerte, en vez de pensar lo que es la realidad que generas riqueza en el país, que creas puestos de trabajo, que realizas una actividad de la que se benefician ellos, al fin y al cabo no sé porque se quejan, si son ellos los que te compran.

-Esto todo que te acabo de contar es en general, pero en particular para el empresario constructor, que es tu ilusión, aún es peor. Es el demonio. Tú sabes que ahora mismo estamos en una crisis, sí lo sabes porque tú mismo dices en una tienda que ahora eso no lo podemos comprar porque estamos en crisis, así lo entiendes tú cariño y está bien, bueno, pués mucha gente se cree que esta crisis en gran parte está provocada por los constructores, porque construyeron mucho y muy caro y más caro todavía hasta que no hubo forma de pagar esos precios y estalló como un globo y le llamaron burbuja inmobiliaria pero lo que mucha gente no distingue, es que éstos no son constructores sino promotores inmobiliarios que es muy distinto aunque parezcan los mismos pero no lo son, tú tienes ilusión en construir, en hacer obras, en ver cómo desde el principio se levanta un edificio desde un terreno y cobrar por tu trabajo de hacer esas obras nada más, pero la gente los mete en el mismo saco.

-¿Sabes cúal es el problema?, que vas a tener mucha competencia, todo el mundo puede ser constructor en este país, no hay ninguna barrera de entrada, no te piden ningún título universitario y cómo se piensa que se gana mucho dinero, mucha gente se mete a constructor, y lo que es peor, la gente que quiere hacer una obra cómo tiene a tantos, elige al que quiere y el criterio que siguen normalmente es el de el más barato sin seguir esa norma de sentido común que dice: " Si piensas que contratar a un profesional te va a salir caro, prueba a contratar a un aficionado y verás lo que es caro de verdad", y es lo que ocurre, que hay mucho aficionado en la construcción, tú hijo mío, si algún día sigues pensando en ser constructor, haz dos cosas por encima de todo: una no seas un aficionado y dos sé noble, incluso aunque se te cruce en tu camino algún político corrupto, en esta vida hagas lo que hagas simplemente se trata de dar y recibir confianza.

-Luego te queda la lucha diaria para conseguir obras dentro de este maremágnun de aficionados, y una vez conseguidas, hacerlas, y esto es lo que te gusta y vas a disfrutar todo ello aunque sea trabajando por la noche pero ten en cuenta que una obra es cómo una orquesta sinfónica en que cada músico toca su instrumento y si lo hace mal repercute en el sonido y la melodía se oirá con fallos, para corregirlos está el director de orquesta, pues en las obras es igual, hay muchos músicos que son los gremios, los albañiles, los fontaneros. los carpinteros, los pintores, ect.. y tú serás el que hagas de director de orquesta, para que esos gremios cumplan y lo hagan bien, y eso es otra lucha. Otra cosa que debes tener en cuenta es que, no sé porque extraña razón desde que alguién decide hacer una obra hasta que se pone el primer ladrillo tardan semanas, meses, e incluso años en tomar la decisión de empezar, ahora bien, si te adjudican la obra, el segundo, el tercero y los siguientes tienen que estar colocados en días, cómo si las obras las hiciesen máquinas en vez de personas, piénsatelo, a lo mejor te estoy dando una idea para que cambias de opinión y te dediques a la investigación y logres inventar un robot que coloque ladrillos, no sería mala idea... sino acostúmbrate para trabajar con esta presión y pelearte con los project management que en muchos casos tienen mucho de management pero muy pocos saben de projects.

-Bueno, vámonos para casa que se está haciendo tarde, y volvemos a ver una peli muy bonita que se llama "En busca de la felicidad" esa que trabaja el que hacía de principe de Bel-Air y habla de sueños cómo el tuyo y aunque yo te hubiese contado todo esto, recuerda siempre lo que le dice el pápa a su hijo:



-¿ y a ti te gustaría tener un hijo constructor?

construcción constructor casas construir casas cuentos de mayor emprender empresa empresario historia moralejas sueños


Compartir en:
Publicado por
Miguel García
CEO de InmoCrowd
Especialista en crowdfunding inmobiliario

0 Comentarios

Déjanos el tuyo:

Código de verificación

¿Te ha gustado esta noticia? ¿Te gusta invertir?

¡Regístrate ahora en Inmocrowd y te avisaremos cuando estrenemos nuestro buscador!
Código de verificación