Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles
La web de crowdfunding inmobiliario
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles

LA LEY DE CROWDFUNDING 5/2015: CASTRADORA Y NADA FECUNDA (PARTE I)

General viernes 13 de mayo de 2016

 

Crowdfunding, sin ley de bienvenida. F. Zunzunegui


cowdley1



 

 

Hay que darse cuenta de una vez, que todo está cambiando. El ser humano aprende a base de ensayo y error. Lo que nos desconcierta es cuando ese ensayo convertido en teoría y que creíamos segura resulta que no era así. Y no hay que buscar las causas ni los culpables que habría muchas y muchos. Hay que buscar las soluciones.

Un ejemplo claro de esto son los mercados financieros y quienes están autorizados para gestionarlos. Las entidades financieras han perdido la confianza de la sociedad que se creía ganada. Desde una posición asimétrica de información y poder inclinaron la balanza de la economía a su favor. Principalmente los que más han sufrido estas consecuencias son las sociedades más bancarizadas como la española, que se mueve hasta con un 85% del flujo de crédito y financiación procedente de los bancos. Es decir, estamos bancarizados hasta las cejas y además muy descontentos con ellos, tal como se puede leer aquí.

¿Y que han hecho ellos?. Abusar de esa confianza y captar los ahorros de unos para ofrecerlos a otros y quedarse con la mejor parte: "el que parte y reparte se queda con la mejor parte", dice el refrán.

En sí mismos los bancos no son malos, es más, son necesarios. El problema es que ese traspaso de flujo dinerario no se hizo de forma transparente. La historia reciente así lo demostró. Los bancos a base de artificios financieros ofrecieron productos de un mercado financiero ciertamente complicado que ni tan siquiera ellos comprendían. Engañaron al consumidor, tanto a particulares como a empresas. Unas veces conscientes y otras ¿inconscientemente?.

Y la solución no pasa solo por la obligación que tienen de depurar las formas, el fondo y las condiciones de sus mecanismos de asignación de ese flujo de dinero. Hoy pasa necesariamente también por la " shadow banking".

La "shadow banking" no es solo una banca a la sombra como de su traducción al español se puede deducir, peligrosa y amenazante para la estabilidad bancaria tal como las autoridades monetarias y financieras nos quieren hacer creer. Se debe interpretar como una oportunidad para proteger la estabilidad del mercado financiero, garantizar la seguridad de los ahorradores y prevenir las actividades delictivas. Por tanto, hay que darle la oportunidad que se merece. Los bancos son esenciales sí, pero hoy toca jugar a pares y abandonar el monopolio que hasta ahora obstentaban. De esta forma se conseguirá mucha más libertad financiera, inversora y de negociación.

El crowdfunding forma parte de la " shadow banking" que desde abajo de la misma y gracias a las nuevas tecnologías permite apelar directamente al ahorro a través de Internet. Éste se engloba dentro de las llamadas Fintech, que a su vez se puede dividir y siempre utilizando términos anglosajones en: Proptech, si se refiere a inmobiliario. Regtech, si se refiere a la regulación. Insurtech, que es la tecnología aplicada al mundo de los seguros. Y como no, también la Lawtech. Y de la Ley va esto.

 

FIntech-Proptech-Regtech-Insurtech-Lawtech-1024x768


Se dice que " la sabiduría de las masas del crowdfunding confirma que el mercado es el mejor mecanismo de asignación del ahorro a la inversión". Internet permite el desarrollo de portales, que al margen de las ofertas públicas de valores sometidas al control de la CNMV, intermedian entre las empresas que buscan financiar sus proyectos y los ahorradores que desean invertir en las mismas. Y esto, hubo que regularlo.


Somos un país de leyes, y de la misma forma que estamos bancarizados también estamos burocratizados en exceso. Quizás por ello, muchos buscan como tratar de esquivarlas, unos encontrando lagunas y otros directamente eludiéndolas. Allá cada uno. No obstante, los íntegros las cumplen. Y cuesta hacerlo. Pongo de ejemplo el caso de un ilustre paisano, Amancio Ortega paradigma del empresario de éxito hecho a si mismo. En Inditex, gestiona así: "Inditex suple la ineficacia de las Administraciones con sus recursos y sus profesionales, que, además de aprenderse las normas para operar en los cinco continentes, estudian, como si estuviesen en la escuela, las leyes desarrolladas por las diecisiete comunidades autónomas españolas. Una locura.", extracto de un diario. Y se queda corto, a eso añádele las estatales y las locales.

Volvamos a la Ley 5/2015 que regula el crowdfunding. Está bien haberlo regulado para que la sociedad conozca que existe otra alternativa a la banca y a la bolsa perfectamente válida y en el que se asumen unos riesgos específicos, pero que finalmente y esto es lo importante, es un canal directo del ahorro a la inversión productiva. Además de dar seguridad jurídica a un nuevo instrumento financiero.

No obstante, en España se ha hecho más que con prudencia directamente con miedo. Como dice el abogado y catedrático de Derecho financiero Fernando Zunzunegui: " La ley ha dotado al sector de un marco intervencionista, paternalista para el inversor y protector del statu quo bancario. Es una legislación a la defensiva. En lugar de facilitar el negocio y promover su desarrollo, pone puertas al crowdfunding y designa a la CNMV como guardián del sistema". No se podría haber resumido mejor.


Otro jurídico y una eminencia en Derecho Mercantil y gran estudioso de esta Ley, como es Jose Luis García-Pita y Lastres, dice de esta Ley: " Bajo el paraguas de esta Ley las empresas que quieran ser PFP están sometidas a un significativo nivel de intervención pública; tanto normativa como administrativa". Por cierto, no quiero dejar pasar la oportunidad de adelantar que está a punto de editar el primer libro con rigor jurídico sobre la Ley de Crowdfunding en España y que me aventuro a decir que sentará Cátedra.


Intervencionista, paternalista cara al inversor, defensora de los bancos y controlada en exceso por unos guardianes además, me atrevo a decir, con nula experiencia sobre la materia, hecho por otro lado totalmente lógico.  En definitiva, nació moribunda. Y como tal, necesitada de una recuperación a base de cambios que permitan desarrollar el crowdfunding en un marco de competitividad real.

Este hecho ha producido que despues de un año en vigor, a día de hoy en España esté inscrita en la CNMV apenas una PFP cumpliendo con todos los requisitos legales exigidos y el resto, en proceso. Y por lo que se desprende de una nota que ha hecho pública la Asociación Española de Crowdfunding, mal han hecho los deberes el resto. Se puede leer aquí.

NdelE: Han borrado el artículo a día de hoy. No sé el motivo, quizás porque no dejaban en buen lugar a sus asociados.

Será en una segunda parte dónde expondré bajo mi punto de vista que tendría que cambiar o mejorar la Ley para facilitar el desarrollo del crowdfunding, especialmente para el inmobiliario.

 

crowdfunding crowdfunding inmobiliario españa fintech Ley 5/2015 fomento financiación empresarial ley crowdfunding españa


Compartir en:
Publicado por
Miguel García
CEO de InmoCrowd
Especialista en crowdfunding inmobiliario

0 Comentarios

Déjanos el tuyo:

Código de verificación

¿Te ha gustado esta noticia? ¿Te gusta invertir?

¡Regístrate ahora en Inmocrowd y te avisaremos cuando estrenemos nuestro buscador!
Código de verificación