Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles
La web de crowdfunding inmobiliario
La web de Crowdfunding Inmobiliario que facilita
la democratización de las inversiones en Inmuebles

COMO CONSTRUIR UN BUEN CROWDFUNDING INMOBILIARIO: EL TABURETE DE LAS TRES PATAS

General lunes 13 de junio de 2016


"Las tres cosas que hacen falta para ser feliz son: simplificar, simplificar y simplificar" H.D. Thoreau



taburete 1

 

En la esfera emprendedora con modelos de negocio nuevos, deconocidos y disruptivos para llegar a vender lo primero es que la gente entienda lo que haces para que de esta forma puedan llegar a comprar. Y para dar a entender lo que haces suelen decir que debes contárselo a tu abuela y si ésta lo entiende, entonces es sencillo. Por tanto, la palabra clave es SENCILLEZ. Lo siguiente es que el producto o servicio sea bueno y resuelva una necesidad en la sociedad. Y lo último y para muchos lo más importante, ejecutar bien la idea emprendedora. Por supuesto, esto que es de manual para el éxito del emprendedor, lo díficil es llevarlo a la realidad.

El modelo de negocio para construir un buen crowdfunding inmobiliario tiene que ser sencillo, como las tres patas de un taburete. Los emprendedores que decidan hacerlo, deberán desarrollarlo del mismo modo que un carpintero construye un taburete de tres patas. El carpintero, a medida que va cortando y tallando la madera, sabe que debe ir con cuidado ya que la estabilidad y utilidad del futuro taburete dependerá de que las tres patas tengan la misma longitud y similar fortaleza.

De la misma manera que un taburete tiene tres patas, el modelo de negocio para construir desde el principio un buen crowdfunding inmobiliario debe tener tres áreas principales sobre las que el emprendedor va construyendo, paso a paso, una empresa de futuro. Y debe gestionar estas tres áreas del negocio para que se desarrollen de manera contínua y equilibrada.

Y las tres patas de su negocio son: La Visión Inmobiliaria, El Equipo Jurídico-Financiero y El Sistema.

La primera pata del taburete:

La Visión Inmobiliaria. Quién vaya a emprender un negocio de este tipo tendrá que ser alguién con experiencia contrastada en el mercado inmobiliario de manera holística. Es decir, que conozca el ciclo inmobiliario desde una perspectiva técnica, urbanística, jurídica y comercial. Partiendo de este perfil y unido al equipo del que se rodee buscará el PRODUCTO, el activo, con visión inmobiliaria. Va a ser capital para el negocio que para ofrecer el activo al público con éxito busque o le traigan del mercado áquel que sea APTO para finalmente ser merecedor de publicarse. Aquí es dónde hay que aplicar la visión inmobiliaria apoyándose en estas tres herramientas: La due diligence, el descuento sobre precio del mercado y la demanda final agregada. En definitiva, conocer el valor justo y los riesgos del activo, comprar bien y darle la salida de la inversión en el activo a los inversores o compradores. Transparentemente sencillo para que así lo entienda sin dificultad el Crowd.

La segunda pata del taburete:

El Equipo. Es clave para que la visión inmobiliaria se materialice. Es el equipo de apoyo. Es fundamental estructurar el armado jurídico y financiero de las operaciones que se pretandan ofertar antes de su publicación. Si una comunidad de vecinos pequeña da problemas, imaginénse una comunidad de 150 inversores/compradores o más. Por tanto, será el emprendedor con el equipo jurídico quienes decidirán bajo que leyes estará sometida la empresa de crowdfunding inmobiliario a desarrollar, dependiendo de su estructura legal. Esto es, optar por constituirse como una PFP o por el contrario por otras vías legislativas. En cualquiera de los dos casos en el ámbito de recogida de los fondos para completar el objetivo de inversión en su vertiente financiera, éstos deben depositarse en unas cuentas especiales. Si se opta por ser PFP, la Ley obliga a tenerlos en cuentas segregadas través de entidades híbridas de pago. En caso de hacerlo por otra vía es recomendable utilizar la misma operativa.  La sencillez de idéntica forma que el Mensaje y la Visión ha de prevalecer. El inversor o comprador ha de saber, repito, de manera sencilla de que forma entra y sale de la sociedad a la hora de invertir.

La tercera pata del taburete:

El Sistema: Está claro que el sistema aquí, es el tecnológico. Existen en el mercado softwares específicos para lanzar una web o plataforma de crowdfunding inmobiliario. Desarrollados en el extranjero, dónde el recorrido del negocio lleva un par de años de adelanto, son perfectamente adaptables para ponerse a operar. No obstante, lo recomendable es un desarrollo propio para una mejora al estilo Kaizen. Esto permite tener un sistema de mejora continua. La constante evolución de la plataforma, así como la experiencia del cliente hace que los desarrolladores informáticos estén permanentemente trabajando sobre la misma sobre todo al principio. Como el Mensaje, la Visión y el Equipo, el Sistema ha de ser sencillo y al mismo tiempo sofisticado. Casi siempre son las pequeñas cosas, los detalles, los que hacen las grandes diferencias.

Por último, el asiento del taburete que representa al emprendedor y que se apoya en su propia pata ha de decidir si las otras dos, que le harán sentarse seguro sobre él, sean socios o por el contrario busque la madera y a los carpinteros outsourcing.

 

: crowdfunding inmobiliario crowdfunding inmobiliario españa Plataformas plataformas crowdfunding visión inmobiliaria


Compartir en:
Publicado por
Miguel García
CEO de InmoCrowd
Especialista en crowdfunding inmobiliario

0 Comentarios

Déjanos el tuyo:

Código de verificación

¿Te ha gustado esta noticia? ¿Te gusta invertir?

¡Regístrate ahora en Inmocrowd y te avisaremos cuando estrenemos nuestro buscador!
Código de verificación